domingo, 15 de enero de 2017

LAS 8 TITÁNICAS OBRAS CHINAS QUE DEJAN BOQUIABIERTO AL PLANETA



Por Carlos Salas

El país más poblado del planeta, tiene otros records: acaba de inaugurar el puente más alto del mundo, el radiotelescopio de mayor tamaño y el mayor ascensor de barcos. He aquí la últimas grandes obras de ingeniería de China que dejan boquiabierto al planeta. China rompe records cada año, no solo en la construcción civil sino en el terreno espacial y militar.

Estos son sus últimos logros:

El puente de cristal más largo

Se trata del puente de cristal más alto y largo del mundo, solo para paseantes. Mide 430 metros de largo, 6 de ancho y está suspendido a 375 metros de altura, sobre el Gran Cañón de Zhangjiajie, en la provincia de Hunan. Fue un poco polémico porque al poco de inaugurarse hubo que cerrarlo por exceso de público. Ya se ha abierto de nuevo y es una de las grandes atracciones turísticas. Costó 62 millones de euros.


La mayor ciudad de hielo

En la capital de la provincia china de Heilongjiang se ha inaugurado la mayor ciudad de hielo del mundo. Es una atracción turística. Gracias al trabajo de 10.000 obreros sobre 800.000 metros cuadrados de superficie, se han esculpido 150.000 metros cúbicos de hielo para elevar curiosas construcciones que morirán con el cambio de estación. La idea es ser un imán turístico, que ya atrae en su mejor temporada a más de dos millones de turistas del planeta entero.


El puente más alto

Antes de que terminara 2016, se inauguró en China el puente más alto del planeta, con 565 metros de altura, equivalente a un edificio de 200 pisos. El edificio más alto en España es una de las Cuatro Torres de Madrid, la de Cristal, con 249 metros. Menos de la mitad que el puente más alto de China. Permite salvar el cañón del río Nizhou y conecta las provincias de Guizhou con Yunnan. Costó 138 millones de euros.


El mayor radiotelescopio

Se llama FAST (nombre occidental) y es el mayor radiotelescopio del mundo. Tardó cinco años en construirse y costó 160 millones de euros. Tiene un diámetro de 500 metros, donde caben hasta 30 campos de fútbol, y casi duplica al hasta el momento más grande que era el de Arecibo. Solo los 4.450 paneles tardaron 11 meses en ser ensamblados. Está emplazado en Pintang en la provincia de Guizou.


La mayor represa

En 2016 también logró China acabar una de las mayores obras civiles del mundo: es la famosa presa de las Tres Gargantas, que está considerado el mayor proyecto hidroeléctrico del mundo. Se han tardado 23 años en completar el proyecto. El objetivo era suministrar electricidad a la zona de Shanghai pero también controlar las crecidas del río Yangtsé, el mayor de Asia.


El mayor ascensor de barcos

Situado en la presa de las Tres Gargantas, es el mayor ascensor para barcos del mundo. Les permite salvar la altura entre los dos niveles de agua, que son más de cien metros. Los barcos tardaban cuatro horas en superar el desnivel, pero ahora lo logran hacer en 40 minutos. Ha sido diseñado por ingenieros chinos y alemanes, y puede aceptar embarcaciones de hasta 3.000 toneladas.


El cohete más grande

Lo llaman Larga Marcha 5 y su abreviatura es CZ5. Es el cohete que está rivalizando con la potente flota espacial americana, y ya ha superado en capacidad cualquier artefacto porque ninguno hasta ahora había podido transportar 25 toneladas de carga. El CZ5, lanzado en noviembre de 2016 lo ha logrado. Con ello, la diferencia entre China y EEUU en cuestión aeroespacial se ha reducido de décadas a años. Lo mejor de todo es que China ya tiene sobre la mesa de diseño el CZ9 que promete ser la madre de todos los cohetes.


La mayor red de alta velocidad

China empezó a construir hace tiempo una gran red de trenes bala. En 2015 llegaron a 19.000 kilómetros construidos lo que la convertía en la mayor red del mundo en su género. Ahora, acaba de inaugurar la mayor línea de alta velocidad: comunica el este y el oeste del país, las ciudades de Shanghai y Kunming, y cubre una distancia de 2.252 kilómetros.