jueves, 9 de marzo de 2017

8 MANERAS DE UTILIZAR EL ALOE VERA PARA LA BELLEZA Y LA SALUD


El aloe vera es una de las hierbas más populares del mundo y además mueve millones de dólares en la industria de productos cosmetológicos.

No obstante ello, nosotros la podemos usar por nuestra cuenta con preparados caseros que conservan intactas sus propiedades para la belleza y la salud, sin gastar dinero.

El aloe vera o sábila se menciona en las tabletas de arcilla mesopotámicas del 2.200 A.C. y en el antiguo Egipto se la consideró la “planta de la inmortalidad”, entregándose como regalo en los funerales de los faraones.

Según otra leyenda de la antigüedad, Aristóteles convenció a Alejandro Magno de conquistar una isla en el cuerno de África para reclamar su reconocida plantación de aloe.

De la planta se utiliza la hoja de la cual se extrae la pulpa o gel de aloe vera. El gel de sábila se puede utilizar aplicándolo de forma externa y local y también se puede utilizar de forma interna, ingiriéndolo.

En este artículo conocerás 8 maneras diferentes en las que puedes utilizar el aloe o sábila de forma externa para que puedas aprovechar sus excelentes propiedades medicinales en la belleza, cosmética natural e higiene personal.

1- Exfoliante casero

En un bol coloca 3 cucharadas de gel de aloe vera con 1 cucharadita de bicarbonato de sodio. Mezcla bien los dos ingredientes y ya tienes listo el mejor exfoliante casero. Aplícalo dando suaves masajes circulares en cara, cuello e incluso la zona del escote una o dos veces por semana, dependiendo de si tienes la piel más o menos grasa. Tu piel lucirá limpia, suave y luminosa.

2- Para regenerar la piel muy seca y combatir el acné

Hay partes de nuestro cuerpo que tienden a secarse y a agrietarse con mayor facilidad, por ejemplo los talones, las rodillas y los codos. Para estos casos más difíciles, aplica el gel de sábila dando un suave masaje.

Para mejores resultados, mezcla una cucharada de aceite de oliva virgen extra o de aceite de almendras dulces con dos cucharadas de la pulpa de aloe vera ya batida (en estado líquido). Aplica esta mezcla masajeando la zona y déjalo que se absorba totalmente.

Para el acné el jugo de aloe contrarresta la infección y promueve la curación. Divide una porción de la hoja y frota directamente la pulpa sobre la piel.

3- Desmaquillante

Hay muchos productos para desmaquillar, sin embargo nada mejor que el aloe para remover el maquillaje de ojos, labios y de todo el rostro y cuello en general.

Simplemente aplica el aloe vera con los dedos masajeando sobre el rostro y el cuello durante unos segundos y después lo retiras con agua tibia. Para quitar el maquillaje de los ojos pon un poco del gel de aloe vera en un algodón y después lo pasas por los párpados y pestañas. Finaliza el proceso enjuagando con agua tibia.

4- Para afeitarse

El gel o pulpa de aloe vera es perfecta para el afeitado, dejando la piel fresca y suave.

Simplemente sustituye el gel o espuma de afeitar que usas normalmente por la sábila. Aplica el gel de aloe vera por la zona a afeitar y afeita normalmente. Después enjuaga con agua tibia.

Si quieres darle un toque refrescante a la piel después del afeitado, deja un poco de pulpa de aloe en el congelador una hora antes de afeitarte y después lo aplicas sobre la piel dando suaves golpecitos.

5- Para el cabello 

El gel de aloe contribuye a prevenir la caída del cabello, además de fortalecerlo, darle brillo y suavizarlo.

Luego de lavar el cabello como haces normalmente, aplica el gel de aloe vera en todo el cabello, desde las raíces a las puntas dando un masaje suave sobre el cuero cabelludo haciendo círculos. Recoge el cabello y deja que el aloe actúe entre 30 y 60 minutos. Después enjuaga bien el pelo con agua tibia y péinalo como siempre. La frecuencia ideal es una vez a la semana.

6- Para fortalecer pestañas y cejas

Si tus cejas están poco pobladas o si tus pestañas son cortitas y poco numerosas puedes usar aloe vera para darles más volumen.

Llena una cucharita de las de café con aloe y añade 4 gotas de aceite de ricino y mezclar. Aplica esta mezcla dos o tres veces por semana por la noche en las cejas dando un suave masaje con los dedos para favorecer la absorción.

Para fortalecer las pestañas y que éstas sean más numerosas y largas aplica esa misma mezcla sobre las pestañas con un cepillito de un rímel que ya no uses. Límpialo bien de restos de máscara de pestañas y aplica la mezcla del aloe y el ricino dos o tres noches por semana.

7- Para aliviar inflamaciones

En este caso la acción antiinflamatoria de la sábila va a ser muy beneficiosa para reducir la inflamación típica que aparece en los esguinces y las torceduras.

Se puede utilizar el gel de sábila dando suaves masajes varias veces al día sobre la zona afectada, o también colocando un trozo de la pulpa por unas horas dentro del vendaje.

8- Para limpiar heridas

Esta planta medicinal tiene acción antiviral y antibacteriana, muy útiles para los casos en los que nos hacemos heridas o cortes y queremos limpiarlos para evitar infecciones.

Pero además, la sábila, debido a su efecto reparador sobre la piel, va a estimular la cicatrización de la herida o el corte porque estimula la regeneración de la piel.

Sólo tienes que aplicar el gel o la pulpa directamente sobre la herida varias veces al día hasta que esté curada.

¿Quieres cultivar aloe vera en tu casa?

Es muy sencillo. Solo sigue estas sencillas recomendaciones y podrás hacer prosperar una planta de aloe y puedes reproducirla por esquejes, tanto como desees.

Coloca un poco de piedritas en el fondo de la maceta, que servirá como drenaje para que el aloe vera no se pudra.

Luego coloca la mitad de tierra y o sustrato para macetas, pero nunca pongas arena de playa porque el exceso de sales no le va bien a esta planta.

Coloca la plantita de aloe vera  en el centro y cubre todas las raíces hasta el inicio de las hojas.

El aloe suele tener grandes raíces, es decir que prende con fuerza. Lo ideal es que una vez la hayas plantado, no la riegues en dos semanas. Las raíces irán creciendo mientras y, pasado este tiempo, es cuando te conviene regarla.

El aloe quiere sol así que puedes ponerlo en un rincón luminoso de casa o en tu balcón.

Necesita muy poca agua, así que si lo riegas cada dos semanas está bien.

Al Aloe no le agrada el frío, así que en invierno debes protegerlo.

Suele crecer rápido y, cuando te des cuenta, ya le habrán salido plantas más pequeñas a su alrededor. Son sus crías, las cuales puedes arrancar para plantar en otras macetas, una vez tengan una altura de cuatro dedos.

Cuando veas sus hojas lo bastante grandes y carnosas, ya te será útil para tus mascarillas y remedios caseros. El aloe se reproduce muy bien, lo cual hace que en poco tiempo dispongas a su alrededor de nuevas plantitas. Es bueno quitarlos para que la planta central crezca, y, a su vez, podrás crear nuevas plantas a partir de esos esquejes.

Es muy fácil cultivar aloe vera en casa, crece rápido, es muy resistente y no necesita excesivos cuidados ni tampoco mucha agua. Además de que es muy agradable de cultivar, sus beneficios son excelentes.

La Gran Época